miércoles, 26 de enero de 2011

Romancero


Romancero
Anónimo
368 páginas
Edición de Alejandro Segura González

Muy divertido. Composiciones dirigidas al pueblo por su contenido prohibido o contrario al orden establecido. Historias de todo tipo, en verso, muy ágiles: de amores, pasiones, desamores, adulterios, luchas, traiciones, de deshonras y venganzas, algo caricaturescas. Para muestra un botón:

ROMANCE DEL PRISIONERO

Que por mayo era, por mayo,
cuando hace la calor,
cuando los trigos encañan
y están los campos en flor,
cuando canta la calandria
y responde el ruiseñor,
cuando los enamorados
van a servir al amor;
sino yo, triste, cuitado,
que vivo en esta prisión;
que ni sé cuándo es de día
ni cuándo las noches son,
sino por una avecilla
que me cantaba el albor.
Matómela un ballestero;
déle Dios mal galardón.

1 comentario:

trt2009 dijo...

És que fa 500 anys no hi havia tele ni Internet i d’alguna manera s’havien de distreure i una d’aquestes eren els Cants i els Contes del que després hem nomenat Romancero.

En aquestes obres trobem junt el que és culte i el que és popular.
Llegir algun llibre d’aquestes característiques et recorda una manera d’expressió que ja no existeix.