miércoles, 3 de septiembre de 2014

La gente feliz lee y toma café



La gente feliz lee y toma café
Agnès Martin-Lugand
200 páginas
Juan Carlos Durán Romero


La gente feliz lee y toma café, y la infeliz fuma, fuma y fuma, porque esto es lo que hace la protagonista de la novela la mitad del tiempo que narra el libro. 

Un año después de la muerte de su marido y su hija, Diane decide instalarse en Irlanda en un pueblo alejado de cualquier parte y junto al mar. Allí conoce unos cuantas personas amables y encantadoras que tendrán con ella una paciencia infinita para intentar que vuelva a ser feliz, todas excepto su atractivo vecino...

Decidí leer este libro buscando algo ligero para un largo vuelo y varios aeropuertos, pero ¡vaya castaña!, malo es poco. Previsible, parece escrito directamente para adaptarlo al cine americano, no conseguí encariñarme ni empatizar con la protagonista en ningún momento, dan ganas de mandarla a freír monas y no se entiende porque la gente intenta ayudarla con lo boba que es. 
No perdais el tiempo.


4 comentarios:

caterina dijo...

Bona ressenya! A mi tampoc me va agradar gens aquesta novel·la. La vaig comprar perquè el títol me va seduir i al final poc té a veure amb la història. No me va enganxar gens.

Aineta dijo...

Caterina, a mida que la llegia pensava, no pem puc creure que el següent que passi sigui això i així era. Cap sorpresa, cap interès.

Xicarandana dijo...

M'ha recordat la pel·lícula "El casamentero", d'una tal Garofalo.

Res, ens ho apuntam: no cal perdre temps amb aquesta novel·la.

Aineta dijo...

Xicarandana, no conec aquesta pel·lícula. També és previsible?