jueves, 31 de diciembre de 2009

Balance

Es típico a final de año hacer balance de lo que lo que hemos hecho, lo que nos propusimos y se ha cumplido, lo que está aún pendiente. A nivel muy muy personal no ha sido un año fácil, pero acaba mejor de lo que empezó. Tampoco diré que ha sido un annus horribilis, porque mentiría, soy muy afortunada, pero tendemos a creernos el ombligo del mundo y nos parece que tanto lo bueno como lo malo, aunque sobre todo lo malo, sólo nos sucede a nosotros. No quiero relacionar todo lo que me ha pasado en 2009, sólo dos hechos que tengo muy presentes (aunque haya muchísimos más) y como ya sabéis que la amistad es muy importante para mí este año que acaba me ha regalado lo siguiente, pese que a veces no me lo merezco:
-Un mejor amigo que puesto a prueba resiste mis tempestades interiores firmemente.
-Un nuevo Amigo
Aunque sólo fuera por estas dos cosas ya habría valido la pena este año.
Propósitos para 2010, también a nivel muy muy personal: contar hasta 10 y desacelerarme


2 comentarios:

miratuporlondres dijo...

Lo de contar hasta 10 es fundamental hoy en día, ya sea con la familia o con compañeros de trabajo o quien sea.
Molts d'anys!!

Maria dijo...

Me alegro mucho de este balance. Y también me alegra ser tan lista de haber adivinado el Amigo, jejeje