lunes, 25 de julio de 2011

El tiempo entre costuras

El tiempo entre costuras
María Dueñas
608 páginas

Siempre con ese pequeño resquemor hacia los bestsellers, emprendí la lectura de esta novela. Me recordó aquellas películas de espías de los años 40 en blanco y negro, en las que los buenos eran buenos y los malos malos, sin matices ni escala de grises. Tiene todos los ingredientes para devorar el libro con avidez, sobre todo a partir de la segunda mitad: espías, nazis, peligros, amores. ¿Qué puedo decir? Que es muy entretenido, que se lee de un tirón, que se agradece un libro de la guerra civil española en el que no todo sea miseria y penuria (ya sabemos que las hubo y para eso ya existen otros libros), que no pasará a la historia de la literatura, ¿y qué?, no creo que sea su objetivo. Mientras lo leía pensaba, esto no hay quien se lo crea, pero no en el sentido negativo, desde mi punto de vista, la autora lo único que pretende es entretener y lo consigue. Me quedo con la duda de saber si el Tetuán de los años 30 era tan idílico como lo describe la autora. Una lectura típicamente veraniega, de relax y evasión. Para pasarlo muy bien.


2 comentarios:

Xicarandana dijo...

Completament d'acord. Llegir-la és un gaudi instantani, que no és poc.

trt2009 dijo...

De vegades som massa exigents amb els i les escriptores. És molt difícil fer un llibre que passi a la història.

Jo amb que m'entretinguin ja en tinc prou.

Això si, de tant en tant una bona sorpresa literària s'agraeix molt.