martes, 16 de febrero de 2010

Brooklyn Follies



Paul Auster es un gran contador de historias. Si no fuera por la longitud de las novelas, podría sentarse facilmente frente a un auditorio y narrarlas. ¿Cuál es el argumento de Brooklyn Follies? Un hombre de unos sesenta años de edad, divorciado, peleado con su hija, se jubila y regresa a su Brooklyn natal. Esta es básicamente la historia. A partir de aquí no sucede nada extraordinario. O sí. Nathan, que así se llama el protagonista, un poco a la deriva y sin ver sentido a su vida, sin saber por qué, recupera las ganas de vivir, las ganas de amar, las ganas de luchar y el afecto de los que le rodean. No es la historia de un héroe, es la historia de un ser humano, de un señor cualquiera que podría vivir en el portal de al lado, al que el paso del tiempo le fue quitando todos sus sueños y que ahora, en el otoño de su vida, como él dice, sin aspirar a nada, sin exigir nada, le devuelve la alegría, sin que sea muy consciente de cómo ha sucedido, simplemente actuando como cree que lo debe hacer, sin prejuicios. los personajes son muy cercanos, podrían representar a gente que conocemos o incluso a nosotros mismos.

Se trata de una novela optimista. Las que siguen son palabras de Nathan: "Quiero hablar de felicidad y bienestar, de esos raros e inesperados momentos en que enmudece la voz interior y uno se siente en paz con el mundo".
No me importaría tener un pariente como él.

3 comentarios:

Xicarandana dijo...

El vaig llegir fa temps. Em va encantar, em va fer sentir el mateix que a tu. El millor que he llegit d'Auster, amb diferència.

Anónimo dijo...

en “pau fuster” sol contar històries dintre d'històries, que dins d'aquestes et conten una nova història, que en un moment donat et conta una nova història...i al final... ja no saps si el tio es proposar ser un escriptor a l'estil de les "muñecas rusas" o simplement sa li va sa pinsa...Per cert, una filla seva és cantant...Sophia Auster... Bé, és un gran narrador d’històries...
i de igor

Anónimo dijo...

Jo no l'he llegit, me l'apunt per fer-ho tot d'una que pugui. Crec que m'agradarà